Copiar y pegar notas de prensa no es periodismo.

Copiar y pegar notas de prensa no es periodismo.

Las notas de prensa resultan de gran utilidad a los periodistas y a los medios de comunicación en general. Permiten un acceso rápido a la información de actualidad a un coste razonable y a un sólo click de distancia gracias a la implantación de Internet.
Sin embargo, no hay que olvidar que las notas de prensa presentan normalmente datos en bruto que los periodistas han de pulir para adaptarlos a los diferentes formatos de cada medio de comunicación. Y es ahí dónde se encuentra el talón de Aquiles de algunos comunicadores.
Hace mucho que la enfermedad del copia y pega aqueja a los medios de comunicación centrados en el periodismo escrito. Nada como sentarse cómodamente delante del ordenador y plasmar de manera íntegra y exacta el contenido de varias notas de prensa en un documento de QuarkXpress. Y cobrar por ello, por supuesto.
Es verdad que no se puede enviar un reportero a cubrir cada una de las noticias que se producen todos los días. Las notas de prensa son parte esencial de la estructura de la redacción de un periódico o cualquier otra publicación divulgativa ya sea física o digital.
Pero que sea necesario tirar de notas de prensa no es excusa para no modificarlas en lo más mínimo. Es gracioso como medios de ópticas tan dispares como El País o el ABC pueden publicar muchas veces la misma noticia, con los mismos puntos y comas.
Algunos pensarán que este hecho se debe a que la información es objetiva y que por eso únicamente existe una forma de contarla… Eso es mentira. Los matices siempre están ahí y nadie es capaz de abstenerse por completo de mostrar sus puntos de vista cuando escribe.
Cuando un lector descubre que dos noticias son iguales la explicación es que… es una información de agencia que se ha publicado tal cual. Estas cosas pasan en las redacciones de todo el mundo y no es que me sorprenda pero me parece que a más de un mal llamado redactor debería caérsele la cara de vergüenza.
Rehacer un poco las notas de prensa no cuesta tanto tiempo y esfuerzo como más de uno parece creer. Sólo hay que decir lo mismo con otras palabras para aportar el toque personal que transformará esa información en contenido original.
Y por favor, que nadie me venga diciendo que copia y pega las notas de prensa porque no puede abarcar toda la carga de trabajo que le da su jefe… Con un poco de práctica los textos pueden estar listos en un abrir y cerrar de ojos. Todo depende de las ganas y la ilusión que una le eche.
Sinceramente, ante este panorama no me extraña que la gente se muestre reticente a suscribirse a las versiones de pago que ofertan los medios de comunicación. ¿Para qué dar dinero cuando la calidad de la información es la misma que en la versión gratuita de la publicación? Seguro que los dueños de los medios no entenderán mis afirmaciones porque no hay peor ciego que el que no quiere ver…
Llevar a cabo un uso responsable de las notas de prensa está en las manos de todos y cada uno de los periodistas que estamos ejerciendo esta gran profesión. Si he conseguido con esta entrada que un solo colega comparta mis ideas y actúe en consecuencia en su puesto de trabajo ya me puedo dar por satisfecha. ¡Demostremos a nuestros lectores que nos tomamos en serio la labor periodística!