La publicidad en los medios online dificulta el acceso a la información del lector.

La publicidad en los medios online dificulta el acceso a la información del lector.

Hoy quiero hacer una pequeña reflexión acerca del tratamiento que recibe la publicidad en los medios digitales. En la mayoría de los casos la obsesión por obtener ingresos provoca que los medios incurran en prácticas que van en detrimento de la usabilidad de su página web.

Esta política de asalto entra en contradicción con el objetivo principal de llegar a un público amplio para atraer la inversión de grandes marcas. ¿A quién le gusta leer mientras le asaltan pop-ups?
Acabo de terminar el curso básico de marketing digital ofrecido por IAB Spain a través de la iniciativa Google Actívate. Entre otras cosas se hablaba acerca de los diferentes formatos de publicidad online y sobre la importancia de la usabilidad web para crear un entorno que propicie una experiencia agradable y productiva al usuario.
Al analizar estas cuestiones inmediatamente pensé en cómo la manera de incluir publicidad en los medios digitales entorpece el acceso a la información de las personas interesadas en los contenidos de actualidad de cualquier medio.
Personalmente, encuentro invasiva la publicidad presente en los diarios online, por ejemplo. No es necesario hacer clic en ninguna parte para que sendos anuncios de coches, perfumes o cualquier otra cosa se abran ellos solitos ocupando la totalidad de la pantalla e impidiendo así que una pueda leer las noticias del día. ¡Anda que no esconden bien el botón de cerrar!
Sé perfectamente que la publicidad es parte indispensable del sistema de financiación de los medios ya sean físicos o digitales. Sin embargo, esta táctica de acoso y derribo al consumidor a base de banners o vídeos promocionales resulta contraproducente en mi opinión ya que puede desembocar en la pérdida tanto de audiencia como de credibilidad.
En mi caso, puedo afirmar que he llegado incluso a desactivar Flash de mi equipo para poder echar un vistazo a la prensa digital. De acuerdo, no es lo ideal pero es que a veces no queda más remedio que adoptar medidas desesperadas para no estar cerrando ventanas de publicidad cada dos segundos.
Está claro que si no me interesasen los contenidos de los medios digitales no invertiría mi tiempo en buscar formas más cómodas, eficaces y eficientes de acercarme a ellos. Ser un ciudadano informado está muy bien pero si para ello tengo que soportar que el tiempo de carga de la página sea excesivamente largo o que los anuncios me dificulten la navegación no vale la pena el esfuerzo.
¿Entonces de qué les sirve esta estrategia tan agresiva a medios y anunciantes? A ver, la meta final de la publicidad es hacer llegar su mensaje su potencial cliente pero si los lectores de medios online deciden que los anuncios de estas plataformas son inútiles y una molestia no les prestarán atención y no resultarán rentables para las marcas anunciantes.
En resumidas cuentas, hoy día la publicidad hace que el acceso a la información de los medios digitales resulte terriblemente enojoso y aburrido. Lograr un equilibrio entre anuncios y contenidos mediáticos es indispensable para que el lector no huya despavorido y opte por otros canales para estar al día.
La radio y sobre todo la televisión son competidores muy duros para la prensa online en un contexto en el que lo importante es que la información llegue al público lo más rápido posible y sin interferencias.
La capacidad de una web para actualizarse al momento es una de sus mayores ventajas competitivas pero esto se pierde si el usuario percibe que navegar por el portal de un medio de comunicación online es complicado y farragoso debido a la gran cantidad de publicidad que hay que sortear para llegar a la noticia. ¡Facilitarle la vida al lector teniendo en cuenta la usabilidad es el primer paso para contentar a la audiencia!