Autor: maoredia

¿La licenciatura de periodismo sirve para algo?

¿La licenciatura de periodismo sirve para algo?

Diploma de la licenciatura de periodismo.
La licenciatura de periodismo debería estar más valorada.

Últimamente estoy siendo testigo de un debate o más bien de una pugna entre mis compañeros de profesión sobre la importancia que se le da a la licenciatura de periodismo. Mientras algunos abogamos por que sea necesario tener la titulación para optar a ciertos puestos de trabajo otros se echan las manos a la cabeza. ¡La polémica está servida!
Más de una vez he dejado constancia por escrito en este blog, y en algunas Redes Sociales, de que para mí tener a licenciatura de periodismo es indispensable para ejercer en cualquier medio de comunicación. Sobre todo si se quiere actuar bajo unos criterios mínimos ya no sólo de profesionalidad sino también de seguridad y estabilidad laboral. ¡Bomberos periodistas! ¡Ja!
A pesar de que es de sobra conocido que una licenciatura de periodismo o de cualquier otra carrera no garantiza a nadie el firmar un contrato de trabajo con unas buenas condiciones salariales y un horario decente tener un diploma sí que le permite a una optar a mejores puestos en la empresa. La titulitis a veces beneficia a los asalariados.
Soy consciente de que este problema tiene difícil solución. Los que tenemos la licenciatura de periodismo queremos que se valore positivamente a la hora de encontrar un trabajo en un medio de comunicación pero bien es cierto que muchos colegas no tienen los estudios pero cuentan con una dilatada experiencia en el sector.
Personalmente, me gustaría que algunos compañeros de profesión entendieran que ni yo, ni los que piensan como yo, despreciamos en ningún momento su labor o los años de práctica adquiridos en este maravilloso oficio de comunicar.
Pero también me gustaría que entendieran que no voy a pedir perdón por tener la licenciatura de periodismo ni por pensar que tener la titulación ha de ser condición indispensable para entrar en el gabinete de comunicación de un ente público, por ejemplo.
Llevar muchos años ejerciendo de periodista no es excusa para no tener la titulación debidamente acreditada. Cuando yo estudiaba tenía en mi clase a varios compañeros que trabajaban en Canal Sur. La cuestión es no acomodarse ni escudarse en la experiencia profesional para desdeñar los conocimientos que se adquieren en la facultad.
En más de una ocasión y en más de dos mis prácticas universitarias consistían en corregir noticias que habían parecido publicadas en diferentes periódicos o en visionar un telediario para descubrir que planos eran adecuados a la hora de grabar una noticia y cuáles no.
En suma, que un reportaje se emita por televisión o que una noticia salga publicada en un diario no significa que las dos piezas mencionadas estén exentas de fallos. Todo el mundo se equivoca y la facultad ayuda a los periodistas a no caer o a detectar y subsanar rápidamente los errores más comunes del periodismo.
Lo que quiero decir es que el aprendizaje en el mundo de la información no se acaba nunca y por lo tanto la licenciatura en periodismo ofrece una oportunidad para ser comunicadores más eficaces y dar lo mejor de nosotros mismos a nuestra audiencia.
Es normal que la mayoría de la gente no entienda para qué sirve tener la licenciatura de periodismo. Pero los informadores deberíamos hacer un esfuerzo para que esto cambie y se nos tome realmente en serio. ¡El periodismo no se domina viendo un par de tutoriales en una tarde!

Los trucos para atraer al lector son un timo

Los trucos para atraer al lector son un timo

Chica buscando en el ordenador trucos para atraer al lector.
Los trucos para atraer al lector no existen.

El otro día estaba navegando por la red en busca de inspiración para un nuevo post de Página Rota cuando vi un artículo que hablaba de diez trucos para atraer al lector. La verdad es que mi picó la curiosidad y le eché un vistazo… Y por supuesto, al final me llevé una gran decepción.
El texto se centraba en la mejor manera de empezar un post para que al final el lector no lo dejara a medias. Como periodista, me interesaba ver si entre esos trucos para atraer al lector se hablaba de diferentes tipos de entradilla o de los distintos enfoques y formatos que se le pueden dar al texto.
Pues de todo esto nada de nada. Que yo recuerde, claro está, porque me aburrí antes de leer el post entero y eso teniendo en cuenta que el artículo iba sobre consejos para que esto no ocurriera no deja de tener su ironía.
La verdad sea dicha, no todas las ideas que daba el autor para conseguir que la audiencia no abandone las entradas de un blog dejándolas a medias eran malas. Entre otras cosas se apuntaba la importancia de conocer a nuestro público objetivo y de elaborar un buen calendario editorial algo que ya comenté con más profundidad cuando escribí sobre el libro de estilo en los medios digitales.
Pero aparte de la obviedad de que siempre hay que tener presente para qué y para quién se escribe una entrada, el artículo sobre trucos para atraer al lector no ofrecía nada nuevo. De hecho, me parece que la visión del autor sobre la creación de contenidos era un poco encorsetada porque le daba un peso muy grande a la herramienta de Google Analytics.
No es que yo desprecie el hecho de medir la interacción que el usuario establece con nuestra página pero me parece ridículo basar la elección de los temas de nuestros artículos únicamente en la interpretación de unos datos estadísticos.
Además, si siempre acabamos hablando de los asuntos más populares entre los internautas al final lo único que lograremos es crear textos que sean simples refritos de cosas que ya se han tratado antes. ¡Y encima no podremos diferenciarnos de la competencia porque todos generamos la misma clase de contenidos!
Vale, ya está todo inventado y la originalidad absoluta es algo que a la mayoría se nos escapa pero si nosotros mismos nos imponemos limitaciones innecesarias a la hora de hablar de este o aquel tema pues apaga y vámonos.
A estas alturas deberíamos saber que los trucos para atraer al lector no existen tal cuál los entiende la gente. No hay una fórmula mágica que haga que alguien se quede en tu página y lea tus textos de cabo a rabo.
En mi opinión, los trucos para atraer al lector al final se reducen a hablar de algo que nosotros mismos consideremos de interés dentro de la temática general de nuestra página web o nuestro blog. Y si nos basamos en nuestras propias experiencias mejor que mejor.
No hay nada peor que un autor que escribe sobre algo de lo que no tiene ni idea simplemente porque en ese momento es lo que se lleva. El resultado es un artículo sin gracia y sin alma al que no lo salvan unos trucos para atraer al lector dichos por el insigne Doctor Perogrullo.
El esfuerzo, el preocuparse por la calidad de los textos que se publican y el tener un estilo ameno y comprensible son los mejores trucos para atraer al lector que se pueden implementar en un blog. ¡El resto es imprevisible!
Por más que intentemos comprender el comportamiento de la audiencia a través de parámetros objetivos los factores que influyen en el interés de lector son muchos y no podemos controlarlos todos. ¡Siento haber echado un jarro de agua fría a más de uno pero esto es lo que hay!

La OMS quiere prohibir el tabaco en los medios

La OMS quiere prohibir el tabaco en los medios

Humphrey Bogart consumiendo tabaco en Casablanca.
Prohibir a los menores ver Casablanca por el tabaco sería un sacrilegio.

Ayer mientras veía el telediario me sorprendió la noticia de que la OMS pretende que las películas en las que aparezca gente consumiendo tabaco no sean aptas para los menores de edad. No soy de la liga pro fumadores precisamente pero es que hay cosas que rayan en el absurdo.
A ver, hace algunos años ya que asistimos a un proceso en el que el tabaco ha ido desapareciendo de la publicidad de los medios de comunicación con independencia de que se trate de la prensa, la radio, la televisión o los portales informativos de Internet. Y sin embargo, aquí estamos a vueltas con lo mismo una vez más.
Parece ser que alguien se ha dedicado a rescatar unos estudios del año 2001 de un tal Stanton A. Glantz que trabajó en la Universidad de California. Voy a citar parte del escrito que viene reflejado en la página web de esta universidad estadounidense según algunos medios porque no tiene desperdicio:
Supuestamente, «Hay suficientes evidencias científicas para concluir que existe una relación causal entre las representaciones del hábito de fumar en las películas y el inicio del consumo de tabaco entre los jóvenes”.
¡Toma ya! ¡Y se quedan tan anchos! Para los que hayan estudiado o leído algo sobre Teoría de la Comunicación ha de decir que en estados Unidos tenían una especial afición en durante la primera mitad del Siglo XX a analizar los mensajes de los medios desde una óptica de estímulo-respuesta.
En otras palabras, en el contexto de dos guerras mundiales era muy importante poder influir en la opinión pública y se creía que los medios de comunicación eran omnipotentes en ese sentido.
Pero tengo una noticia para la OMS y esos que apuntan a un aumento de los fumadores entre a juventud estadounidense. El modelo de Lasswell y de tantos otros insignes padres de la comunicación moderna ha quedado obsoleto.
Vamos, que establecer una relación de causalidad entre el consumo de tabaco y el visionado de películas en las que haya personajes dándole una calada a un cigarrillo es una soberana tontería.
En mi opinión, más que a a una campaña anti tabaco estamos asistiendo a un recorte de la libertad de expresión de los cineastas y de la sociedad en general. Nos dicen qué ver y qué pensar desde nuestra más tierna infancia y no es que nos inculquen valores sino que pretenden que estemos en una burbuja de cristal a salvo de la cruda realidad.
Porque la realidad es que el tabaco está presente en la calle. La compra y el consumo de este producto es completamente legal así que no es rato que un niño vea gente fumando en un momento o en otro aunque esta práctica haya quedado erradicada de los centros educativos y sus alrededores.
También hubo un tiempo en el que se daba bastante la lata con el hecho de que los contenidos violentos de la tele o los videojuegos iban a provocar que la juventud viera con buenos ojos hacerse valer usando los puños y no ha sido así.
Es más, siempre que he leído un artículo en este sentido el texto acababa concluyendo que no hay una relación directa entre videojuegos y violencia juvenil. ¿Por qué el tabaco iba a ser diferente entonces?
A mí alguien que viene y me dice que lo mejor es editar Casablanca para que no salga Humphrey Bogart fumando de entrada me parece un intolerante y un inculto que quiere tirar piedras sobre la historia del cine.
El cine y los demás medios de comunicación son agentes de socialización pero no son los únicos capaces de influir en la conducta de los niños. El colegio, los padres, los amigos también son fundamentales.
En resumidas cuentas, espero que este tipo de medidas no lleguen a buen puerto porque entonces la juventud va a perder la oportunidad de disfrutar del cine de calidad, de los grandes clásicos y de las nuevas obras maestras más interesadas en contar historias interesantes que en dar al espectador una visión edulcorada y alterada de la sociedad en la que vivimos.

¿Debate sobre conciliación laboral y familiar o circo?

¿Debate sobre conciliación laboral y familiar o circo?

Bescansa con su bebé en el Congreso defendiendo la conciliación laboral y familiar.
La conciliación laboral y familiar según Bescansa.

Después de este parón navideño Página Rota vuelve con fuerzas renovadas. El teclado de mi ordenador echa humo porque empiezo el 2016 con un asunto de actualidad que como mujer me resulta imposible pasar por alto: el debate sobre la conciliación laboral y familiar abierto por la diputada de Podemos Carolina Bescansa al llevarse a su hijo a la Cámara baja.

Personalmente, no acabo de entender cómo Bescansa es capaz de utilizar a su hijo como mecanismo para suscitar el interés de los medios. Sinceramente, creo que la idea de que este despropósito perseguía sacar a la luz la importancia de la conciliación laboral y familiar y el reparto igualitario de las tareas del cuidado de los hijos es pura palabrería.

Las declaraciones de la diputada de Podemos en este sentido me dejaron de piedra: “Hay que favorecer que estas tareas dejen de ser un asunto privado que las mujeres tienen que resolver por su cuenta en la invisibilidad”.

¿Perdón? La conciliación laboral y familiar no es un asunto que tengamos que resolver las mujeres sino ambos padres. Y más que en la invisibilidad yo diría que se tiene que resolver en la intimidad para que un bebé de sólo seis meses no se convierta en el objetivo de las cámaras de los medios de comunicación.

Que yo sepa, la protección de la intimidad del menor es importante en nuestro ordenamiento jurídico. Tanto que los medios se ven obligados a emborronarles la cara a los niños y solicitar permisos de grabación cuando se cubre algún acontecimiento en un centro educativo, por ejemplo.

Además, las declaraciones de la diputada me parecen una tomadura de pelo por otro motivo. Teniendo en cuenta que Bescansa contaba con la ayuda de la cuidadora del niño que andaba por allí no sé a qué vienen tantos golpes en el pecho por ser una mujer trabajadora.

Bescansa, al igual que el resto de los diputados, lo tiene muy fácil en lo que a conciliación laboral y familiar se refiere. No sólo cuenta con el apoyo de una empleada para atender a su hijo sino que además puede optar por dejarlo en la guardería de pago del Congreso.

Las guarderías son mayoritariamente privadas y muchas madres recurren a ellas en aras de la conciliación laboral y familiar rascándose el bolsillo. Sin embargo, pocas cuentan con la ventaja de tener esa guardería en su mismo lugar de trabajo por lo que me indigna especialmente que Bescansa falte el respeto a la ciudadanía de este modo.

Y sí, habéis leído bien, todo esto me parce una falta de respeto hacia todos los españoles. El Congreso no es un circo y los diputados han de dedicarse a su labor con seriedad y profesionalidad. Vamos, como cualquier otro trabajador. ¡Votar al bebé como presidente del Congreso ya es la gota que colma el vaso de la desfachatez!

Por supuesto, los medios de comunicación también tienen su parte de culpa en este despropósito por quedarse en la simple anécdota y dar pábulo a esta clase de comportamientos haciéndoles en hueco en la agenda informativa.

Vale, sé que yo misma estoy aquí hablando de Bescansa pero es que los intentos tan descarados de manipular la opinión pública me sacan de mis casillas. Cuando se deje de hablar de mujer trabajadora y se empiece a hablar únicamente de trabajadores con hijos a su cargo estaremos un paso más cerca de la conciliación laboral y familiar no sea sólo cosa de las madres sino de ambos progenitores.

¡Feliz Navidad a los amigos de Página Rota!

¡Feliz Navidad a los amigos de Página Rota!

La Navidad suele ser el mejor momento para echar la vista atrás y hacer balance de lo que ha sucedido a lo largo del año. Desde Página Rota lo único que puedo decir es que estoy encantada de haber compartido con todos vosotros lo que significa para mí ser periodista y el papel que tiene los medios de comunicación en nuestra vida diaria.
Así que… ¡Feliz Navidad a todos! Espero que paséis lo poquito que queda de este 2015 rodeados de la familia y los amigos porque sin duda alguna disfrutar de la buna compañía y el cariño de nuestros seres queridos es la esencia de estas fiestas.

Renos compartiendo en las Redes Sociales que Papá Noel se ha atascado en una chimenea en Navidad.
Papá Noel no va a tener una feliz navidad en las Redes Sociales.

¡Os deseo que Papá Noel os haya traído muchas cosas porque sé que habéis sido muy buenos! Y por si alguno se asustó en Nochebuena porque oyó un gran estruendo en su tejado arriba tenéis una recreación del pequeño percance que sufrió Papá Noel cortesía de unos renos enganchados a las Redes Sociales. ¡Aunque se trabaje sólo en Navidad existe el riesgo de sufrir un accidente laboral!
Como no podía ser de otro modo los Reyes Magos son más sigilosos… Están adaptados a las costumbres españolas y no necesitan una chimenea para entrar a dejar los regalos. ¡Pero cuidado con pedirles imposibles! Internet no llega igual a todas partes ni con la ayuda de la magia de la Navidad…

Reyes Magos riéndose de que un hombre les pida Internet de calidad y barato esta Navidad.
La magia de la Navidad no hace que Internet llegue a todas partes.

¿Os he arrancado una sonrisa? Misión cumplida, entonces. Realmente, Página Rota no sería lo mismo sin vosotros.
¡Disfrutad del día de Navidad y no os paséis con el turrón y los polvorones! ¡Página Rota vuelve la semana que viene con nuevos contenidos!